Triquinosis: la importancia de realizar análisis de la carne antes del consumo

La persona que va a consumir de una faena casera debe exigir que tenga el certificado del análisis que indique que está libre de la parasitosis

La Dirección de Bromatología recuerda la importancia de la presentación, ante el laboratorio que funciona en las instalaciones de Mitre 1950, de muestras de las faenas caseras que se realizan solo para consumo personal.

Ante la detección de un caso positivo de Triquinosis en un animal criado en las afueras de la ciudad y la intervención del área, se procedió a la destrucción de 120 kilogramos de producto evitando así la propagación y el contagio de esta enfermedad que puede tener severas consecuencias en la salud de quienes consuman productos infectados.

La triquinosis es una enfermedad zoonótica, dado que afecta tanto a animales como a personas, y es producida por un parásito conocido como Trichinella spiralis que se aloja en la carne.

Dicha enfermedad esta relacionada con los hábitos alimentarios de la población, en este caso el cerdo es la especie animal más relacionada con los brotes humanos por la ingesta de carne cruda (salame, chorizo seco, longaniza, jamón y bondiola) o que no esté bien cocida.

Para realizar el análisis gratuito se pueden dirigir de lunes a viernes a la Dirección de Bromatología, se recomienda que tomen una muestra de cada cerdo faenado, es suficiente un pequeño trozo de entraña, lo acercan al laboratorio en una bolsa y esperan a tener los resultados que serán comunicados por el área.

Respecto a las causas por las cuales el animal tiene triquinosis, desde el laboratorio expresaron: “la gente alimenta al cerdo con desechos donde hay basura y por ende hay roedores siendo los principales reservorios de triquinosis. Si hay malas condiciones de crianza se atraen a los roedores entonces puede haber triquinosis. Los cerdos son voraces, se alimentan de vegetales y animales”.

“el segundo lugar donde se encuentra la triquinosis es en los mismos cerdos, por eso pedimos a los cazadores que no dejen las carcasas tiradas. Si ese animal tuviera triquinosis otros cerdos pueden ir a comer esos restos y contagiarse”.

“la persona que va a consumir de una faena casera debe exigir que tenga el certificado del análisis que indique que está libre de la parasitosis”.

“Si la carne de cerdo es comprada en un supermercado o carnicería, está implícito que el animal ha pasado por un frigorífico y lo ha revisado un veterinario. El problema existe cuando uno compra en el mercado informal”

La triquinosis agarrada a tiempo se puede curar pero pasados los 7 a 10 días los problemas pueden ser incurables

El parasito afecta principalmente los músculos del animal donde se deposita y luego esta carne es la que comemos de manera cruda a través del jamón crudo, bondiolas, pancetas, chorizos secos, salamines, etc.

Los primeros síntomas son diarrea, dolor muscular y una vez que pasa a la fase sistémica provoca gran dolor muscular e hinchazón de párpados. Hay que acudir al médico y ayudarlo contándole si uno consumió cerdo de procedencia dudosa”.

Los interesados en realizar el análisis pueden dirigirse (Mitre 1950) de 7 a 13 o llamar al 03329-425450 para solicitar mayor información. Los resultados de las muestras que se reciben antes de las 9 se entregan en el día y los correspondientes a las recibidas después de las 9 se entregan al día siguiente.