Una nueva tecnología de ARN mensajero podría hacer que las vacunas se adapten mejor a las distintas cepas anuales de la gripe y mejorar su eficacia, actualmente entre el 40% y el 70%.

Después de haberle ganado a fabricantes de vacunas establecidos para producir las primeras vacunas Covid-19, Moderna y BioNTech, con su socio Pfizer, están compitiendo para destronarlos en otro gran mercado: la gripe.

Apuestan por que la nueva tecnología de ARN mensajero utilizada por primera vez a gran escala en sus vacunas Covid, permitirá desarrollar más rápidamente las vacunas contra la gripe para adaptarse a las cepas anuales en constante cambio y mejorar las tasas de eficacia de entre el 40% y el 70%.

Los aspirantes también han obligado a los titulares, como Sanofi, Seqirus y GlaxoSmithKline, a acelerar su investigación sobre las alternativas de ARNm, aunque sostienen que sus productos actuales pueden seguir siendo superiores.

Tienen mucho para perder si se quedan rezagados. Según el grupo de investigación Fortune Business Insights, se prevé que este mercado, ya de por sí amplio, crezca un 7,2% al año hasta alcanzar los u$s 10.700 millones en 2028. Sanofi predice que podría ser aún mayor, alcanzando los u$s 17.000 millones en 2030.

A medida que la gente se sensibiliza con la amenaza de los virus respiratorios -y el potencial de las vacunas para protegerlos-, los ingresos de los tres principales fabricantes de vacunas contra la gripe crecieron entre un 23% y un 35% entre 2019 y 2020. Alrededor del 40% de los 6000 millones de euros [u$s 6,7 mil millones] de ingresos por vacunas de Sanofi el año pasado procedieron de las vacunas contra la gripe.

Moderna sacudió la carrera hace dos semanas cuando anunció los primeros datos que mostraban que su candidata a vacuna antigripal aumentaba los niveles de anticuerpos en un ensayo de fase 1, incluso para los participantes que recibían la dosis más baja. Pfizer y BioNTech empezaron a inscribir participantes en su estudio de fase 1 en septiembre.
Stephen Hoge, presidente de Moderna, le dijo a los inversores que la vacuna candidata, que provocó aproximadamente la misma respuesta inmunitaria que Fluzone, líder del mercado estadounidense de Sanofi, era sólo un “punto de partida”.

Es un “gran creyente” en las posibles ventajas de combinar las vacunas contra la gripe y el Covid en una sola inyección. “Queremos ser tan buenos como lo que estamos viendo con las vacunas mejoradas”, dijo. “Y luego lo que queremos hacer son combinaciones”.

“Si [el ARNm] funciona, podría ceder todo el mercado a Moderna o Pfizer”, dijo Geoffrey Porges, analista del banco de inversión SVB Leerink, centrado en la atención sanitaria.

SECCIONES
INICIO•DÓLAR•DÓLAR BLUE•BITCOIN•MERCADOS ONLINE•EDICIÓN ELECTRÓNICA•NEWSLETTERS
Miércoles, 29.12.2021
CRONISTAFINANCIAL TIMESVACUNA CONTRA EL CORONAVIRUS
Tras el coronavirus, Pfizer y Moderna ahora apuntan al mercado de las vacunas antigripales
Una nueva tecnología de ARN mensajero podría hacer que las vacunas se adapten mejor a las distintas cepas anuales de la gripe y mejorar su eficacia, actualmente entre el 40% y el 70%.

HANNAH KUCHLER Y LEILA ABBOUD
Actualizado el 27/12/2021 13:13
Después de haberle ganado a fabricantes de vacunas establecidos para producir las primeras vacunas Covid-19, Moderna y BioNTech, con su socio Pfizer, están compitiendo para destronarlos en otro gran mercado: la gripe.

Apuestan por que la nueva tecnología de ARN mensajero utilizada por primera vez a gran escala en sus vacunas Covid, permitirá desarrollar más rápidamente las vacunas contra la gripe para adaptarse a las cepas anuales en constante cambio y mejorar las tasas de eficacia de entre el 40% y el 70%.

Los aspirantes también han obligado a los titulares, como Sanofi, Seqirus y GlaxoSmithKline, a acelerar su investigación sobre las alternativas de ARNm, aunque sostienen que sus productos actuales pueden seguir siendo superiores.

Variante Ómicron: tiene menos riesgo de necesitar atención en hospital, qué dicen los últimos estudios

Tienen mucho para perder si se quedan rezagados. Según el grupo de investigación Fortune Business Insights, se prevé que este mercado, ya de por sí amplio, crezca un 7,2% al año hasta alcanzar los u$s 10.700 millones en 2028. Sanofi predice que podría ser aún mayor, alcanzando los u$s 17.000 millones en 2030.

A medida que la gente se sensibiliza con la amenaza de los virus respiratorios -y el potencial de las vacunas para protegerlos-, los ingresos de los tres principales fabricantes de vacunas contra la gripe crecieron entre un 23% y un 35% entre 2019 y 2020. Alrededor del 40% de los 6000 millones de euros [u$s 6,7 mil millones] de ingresos por vacunas de Sanofi el año pasado procedieron de las vacunas contra la gripe.

Moderna sacudió la carrera hace dos semanas cuando anunció los primeros datos que mostraban que su candidata a vacuna antigripal aumentaba los niveles de anticuerpos en un ensayo de fase 1, incluso para los participantes que recibían la dosis más baja. Pfizer y BioNTech empezaron a inscribir participantes en su estudio de fase 1 en septiembre.

Stephen Hoge, presidente de Moderna, le dijo a los inversores que la vacuna candidata, que provocó aproximadamente la misma respuesta inmunitaria que Fluzone, líder del mercado estadounidense de Sanofi, era sólo un “punto de partida”.

Es un “gran creyente” en las posibles ventajas de combinar las vacunas contra la gripe y el Covid en una sola inyección. “Queremos ser tan buenos como lo que estamos viendo con las vacunas mejoradas”, dijo. “Y luego lo que queremos hacer son combinaciones”.

“Si [el ARNm] funciona, podría ceder todo el mercado a Moderna o Pfizer”, dijo Geoffrey Porges, analista del banco de inversión SVB Leerink, centrado en la atención sanitaria.

Variante Ómicron: cuáles son las teorías que tienen los científicos sobre el origen de la cepa

Cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene que predecir qué cepas de gripe circularán en el próximo invierno. Con las vacunas antigripales actuales, esta elección se hace ya en febrero.

Pero la fabricación de ARNm, que consiste en insertar el código genético de una parte del virus en una burbuja de grasa, es mucho más rápida que las antiguas tecnologías que cultivan los principios activos en tanques.

Hoge le dijo al Financial Times que esto podría permitir el diseño de una nueva vacuna para el invierno ya en el verano, haciendo que “no sea sólo una conjetura”, porque habría más datos sobre las cepas que circulan en el invierno del hemisferio sur.

Dijo que esta ventaja potencial significa que la oportunidad para Moderna en el mercado de la gripe es tan significativa como para los refuerzos regulares de Covid-19 después de la pandemia.

“Los índices actuales de eficacia de la gripe son terribles”, añadió.

Con el tiempo, el ARNm podría utilizarse para combinar una vacuna contra las cuatro cepas anuales de la gripe priorizadas por la OMS, la variante actual del Sars CoV-2 y el virus respiratorio sincitial, que puede ser grave para los bebés y los ancianos. Moderna ya ha demostrado que puede incluir seis secuencias diferentes de ARNm en una dosis, en una vacuna que se está probando para el citomegalovirus, que puede causar problemas en bebés y niños pequeños.

“Creemos que la gente no quiere tres refuerzos. Una sola inyección para la protección pan-respiratoria nos parece la respuesta correcta”, dijo Hoge.

La flexibilidad del ARNm también podría permitir la actualización de las vacunas para cepas adicionales durante la temporada de gripe, o podría utilizarse para crear vacunas regionales diferentes.

Se prevé que este mercado, ya de por sí amplio, crezca un 7,2% al año hasta alcanzar los u$s 10.700 millones en 2028. Sanofi predice que podría ser aún mayor, alcanzando los u$s 17.000 millones en 2030.

Mikael Dolsten, director científico de Pfizer, dijo a los inversores que la farmacéutica estadounidense está “muy intrigada por el uso del ARNm para la gripe” porque puede generar una buena respuesta de los linfocitos T, los glóbulos blancos que forman parte de la protección inmunitaria a largo plazo, mejorando las vacunas actuales.

CureVac, una biotecnología alemana que aún no tiene aprobada la vacuna Covid, también espera entrar en el mercado de la gripe, con su socio el fabricante británico GlaxoSmithKline.

Franz-Werner Haas, director general de CureVac, dijo que la inteligencia artificial podría ayudar a predecir la evolución futura de la cepa.

GSK no había invertido mucho en su negocio de la gripe antes de la pandemia porque dependía del método tradicional de cultivo del principio activo en huevos. Ahora, Roger Connor, presidente de vacunas de GSK, dijo que la gripe estaba en el “punto ideal” para el ARNm, donde las vacunas actuales tienen una eficacia tan baja que es “efectivamente una necesidad no cubierta”.

“El ARNm es algo en lo que estamos invirtiendo significativamente en este momento. Tenemos la firme intención de ser líderes”, afirmó.

CureVac y GSK aún no han iniciado los ensayos clínicos, pero Haas afirmó que el hecho de que los fabricantes de vacunas contra el Covid estén ahora a la cabeza no significa que vayan a tener los primeros productos aprobados para la gripe.

“Es una carrera y esperemos que sea en beneficio de todos”, dijo.

Fuente Cronista