Se cumplen 11 años de la tragedia de Once: 52 muertos y 3 juicios con sabor a poco

El 22 de febrero de 2012 una formación del ferrocarril Sarmiento chocó contra la barrera de contención de una plataforma de la estación de Once. Cómo sigue la causa.

El accidente ferroviario conocido como la tragedia de Once conmocionó hace más de una década al país. Ocurrió en la mañana del miércoles 22 de febrero de 2012, cuando una formación de la línea Sarmiento que estaba arribando a la plataforma número 2 de la estación terminal de Once, no detuvo su marcha y embistió contra los paragolpes de contención, con un saldo de 51 personas fallecidas, entre ellas una mujer embarazada.

El siniestro tuvo lugar a las 8.33 y los primeros tres coches se comprimieron, con decenas de personas en su interior, por lo que 110 ambulancias del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME), una dotación de carros de bomberos, efectivos policiales y dos helicópteros, acudieron al lugar.

Se logró rescatar a 702 personas heridas con distintas gravedades, de los cuales 200 fueron trasladados a 13 hospitales de la Ciudad. Uno de ellos fue el conductor del tren Marcos Córdoba, que fue retirado de entre los escombros con múltiples heridas y trasladado en ambulancia.

A las 18, y tras la remoción de gran parte de los escombros, el anuncio oficial fue que habían hallado a 51 víctimas fatales -entre ellos una mujer embarazada- de las cuales tres eran niños. Fue entonces cuando Paolo Menghini Rey inició la búsqueda de su hijo, Lucas, quien había subido en la formación que colisionó en la estación terminal, cuando varios testigos aseguraban que el chico se había bajado.

El 24 de febrero de 2012, luego de que se revisaran las imágenes de las cámaras de seguridad en los andenes, los bomberos encontraron el cuerpo de Lucas Menghini Rey, que se encontraba entre el tercer y cuarto vagón. Días después, comenzó la etapa de instrucción que estuvo a cargo del fiscal federal Federico Delgado, bajo el control del juez de instrucción federal Claudio Bonadío.

En febrero de 2013 Bonadío elevó la causa a juicio oral, con 28 procesados, entre ellos el maquinista Marcos Córdoba y los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, por lo delitos de “defraudación contra la administración pública” y “descarrilamiento culposo”.

El 18 de marzo de 2014 comenzó el juicio ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N.º 2 (TOCF2), integrado por Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Alberto Tassara y Jorge Luciano Gorini. Fueron juzgados dos hechos: por un lado el siniestro de Once, con su secuela de muertes y lesiones, y por otro si hubo administración fraudulenta en la gestión de la empresa ferroviaria y la ministerial.

El juicio se extendió por casi dos años. Uno de los actos más relevantes fue la decisión del tribunal de rechazar las conclusiones de cuatro de los seis peritos (ingenieros Horacio Faggiani, Julio César Pastine, Alejandro Héctor Leonetti y Raúl Díaz) y solicitar que fueran procesados por falso testimonio.

El 29 de diciembre de 2015, el TOC 2 dictó la sentencia. De los 28 acusados, 21 personas recibieron condenas y 7 fueron absueltas. Algunos de los condenados fueron Sergio Cirigliano, expresidente de TBA, a 9 años de prisión; Marcelo Calderón, director de Cometrans; Jorge Álvarez, director de TBA; Jaime Schiavi (a 8 años); Sergio Tempone, gerente de Operaciones de TBA (7 años); Carlo Michele Ferrari, presidente de TBA; Jorge De Los Reyes, vicepresidente de TBA; Carlos Pont Verges, director de TBA (6 años), Roque Cirigliano, jefe de Material Rodante de TBA (5 años) y Marcos Córdoba (3 años y 6 meses e inhabilitación especial por 6 años).

El 27 de septiembre de 2017 comenzó el segundo juicio por la tragedia de Once, conocido como Once II, ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N.º 4 (Pablo Bertuzzi, Guillermo Costabel y Gabriela López Iñíguez), y en el banquillo de los acusados se sentaron el diputado nacional Julio De Vido, que era ministro de Planificación en febrero de 2012, y Gustavo Simeonoff, quien era responsable de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren).

El 10 de octubre de 2018, el TOCF4 absolvió a De Vido por el estrago ferroviario, aunque lo condenó por administración fraudulenta a 5 años y 8 meses de prisión, además de inhabilitación a ejercer cargos públicos de por vida. También absolvió de todos los cargos a Gustavo Simeonoff. Los argumentos del fallo fueron publicados el 10 de diciembre del 2018.

El 24 de septiembre de 2020, la Corte Suprema de Justicia confirmó las condenas aplicadas al ex secretario de Transporte Schiavi, a los empresarios Sergio y Roque Cirigliano, y al maquinista Córdoba, entre otros.

El año pasado, el ex titular de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) Sergio Cirigliano fue nuevamente detenido para cumplir su condena a siete años de cárcel, después de haber gozado durante 16 días de la libertad condicional. Sin embargo, a 11 años de la tragedia, la mayoría de los condenados en un primer juicio oral gozan ya de libertad condicional o prisión domiciliaria.

A24