Salazar critica llamado a rebelión fiscal de Espert respaldado por el presidente Milei

El Intendente Municipal de San Pedro, Cecilio Salazar, ha emitido una declaración en respuesta a los recientes llamamientos a la rebelión fiscal realizados por el presidente de la Cámara de Petición de Comisiones Nacional, José Luis Espert, y avalados por el presidente Milei.

La controversia se desató después de que Espert instara públicamente a los ciudadanos a no pagar los impuestos bonaerenses, los cuales han experimentado un incremento, según afirmó, a instancias del gobernador Axel Kicillof. Estas declaraciones fueron retuiteadas y respaldadas por el presidente Milei, generando un intenso debate sobre la responsabilidad fiscal y el papel de los ciudadanos frente al aumento de las cargas impositivas.

El gobernador Kicillof ha respondido a estas afirmaciones, refutando las acusaciones de aumento injustificado de impuestos y señalando que los ajustes responden a la necesidad de cubrir servicios esenciales y mantener infraestructuras básicas. Destacó que además de subir tasas y bases imponibles, se ajustaron los impuestos a la inflación, se agregaron cargos específicos, se eliminaron descuentos y se impusieron medidas “draconianas”, como obligar a empresas a anticipar el pago de Ingresos Brutos por un monto que multiplica por cuatro lo que habían pagado en septiembre.

Sin embargo, la controversia ha alcanzado un nivel inédito al ser la primera vez que un diputado, a cargo de la comisión de Presupuesto, llama abiertamente a no cumplir con las obligaciones fiscales, y que un ejecutivo incite a la desobediencia fiscal hacia otro ejecutivo.

Ante este panorama, el Intendente Salazar ha manifestado su preocupación por las repercusiones de tales llamamientos, calificándolos como irresponsables y peligrosos. Destacó la importancia de la recaudación impositiva para garantizar servicios esenciales como salud, educación y seguridad, así como el mantenimiento de infraestructuras básicas. Subrayó que la convivencia democrática se ve comprometida cuando se promueve la desobediencia fiscal, representando un desafío a la institucionalidad y al funcionamiento de las comunidades.

En sus declaraciones, Salazar instó a un diálogo responsable y constructivo entre todos los niveles de gobierno para encontrar soluciones que no pongan en riesgo el bienestar de los ciudadanos. Adicionalmente, planteó la interrogante sobre quién asumirá la responsabilidad de cubrir las necesidades diarias que dependen de los recursos fiscales, en caso de que se generalice la idea de no pagar impuestos.

En respuesta a la declaración del Intendente Salazar, varios ciudadanos de San Pedro expresaron su descontento a través de las redes sociales. Entre los comentarios, se destacan voces críticas que señalan la necesidad de un diálogo directo con el gobernador provincial y demandan acciones concretas para abordar problemas locales. Un usuario cuestionó la gestión del Intendente y la situación de la ciudad en términos de salud, educación, seguridad y empleo, instándolo a priorizar las necesidades de San Pedro. Otro vecino, preocupado por el estado de la ruta 1001, hizo un llamado urgente a encontrar soluciones para evitar accidentes en esa vía. Asimismo, se destacó la exigencia de mayor empatía por parte de las autoridades, con un comentario que resaltaba la importancia de experimentar en primera persona las dificultades de acceso a los servicios de salud. Estos testimonios reflejan la diversidad de opiniones y preocupaciones de los habitantes de San Pedro frente a los desafíos locales y la necesidad de respuestas concretas por parte de las autoridades municipales.