Reducción de la jornada laboral: la oposición rechaza la iniciativa que impulsan el kirchnerismo y la CGT

Juntos por el Cambio y los libertarios se oponen a los proyectos que presentó el oficialismo en el Congreso y que reclamó ayer la central obrera

El acto de la CGT por el Día del Trabajador marcó la reaparición pública de sus principales referentes, que se encolumnaron detrás de una consigna unificada: la reducción de la jornada laboral legal de 48 a 40 horas. “Hay que acabar con la semana de 48 horas”, dijo uno de los triunviros de la central obrera, Héctor Daer, desde el escenario montado en el estadio de Defensores de Belgrano, en el barrio porteño de Núñez.

El argumento es que así se registrarían miles de empleos que están hoy en la informalidad. La iniciativa, sin embargo, genera resistencia en distintos sectores de la dirigencia política opositora al gobierno, como Juntos por el Cambio o los libertarios que responden a Javier Milei.

“Creo que antes de debatir las horas trabajadas se debe debatir productividad y como hacer un sistema mas ágil”, indicó, en diálogo con LA NACION, el diputado nacional de Pro Martín Maquieyra. En ese sentido, el dirigente pampeano precisó que el actual régimen laboral “necesita actualizarse y pasar de las indemnizaciones a un seguro de despido, implementado un seguro de desempleo en remplazo de un plan social”, un propuesta en línea con lo anunciado por Horacio Rodríguez Larreta en territorio porteño.

La reducción de la jornada laboral es pensada por los sindicalistas como “un instrumento que estimule el empleo y distribuya mejor el beneficio extraordinario del capital”, según plantearon en su documento. Sin embargo, Maquieyra respondió que “por menos horas que ponga, lo que te sucede hoy es que las pymes o empresas no pueden contratar o registrar sus empleados por la alta carga social, la industria del juicio y las indemnizaciones”.

La propuesta de la CGT no es novedosa. Hace tres años que proyectos de ley en este sentido se apulan sin tratamiento en el Congreso. En 2020, el diputado nacional del Frente de Todos y referente de la CTA, Hugo Yasky, presentó uno que proponía llevar la jornada laboral legal de 48 a 40 horas semanales. El más reciente, sin embargo, es del 2021 y estuvo a cargo de su compañera de bancada Claudia Ormaechea, quien responde al dirigente bancario Sergio Palazzo. Los proyectos de Yasky y Ormaechea tienen el visto bueno del kirchnerismo.

Esta mañana, el propio Yasky informó que la semana que viene la Comisión de Legislación del Trabajo de Diputados “va a empezar a discutir esos dos proyectos, que seguramente en algún momento los podemos unificar”. Y aseguró además que “se va a convocar a los empresarios que ya empezaron a implementarlo”.

LA NACION