Preocupante: robo con inhibidores de señal en automóviles en la zona céntrica

Un comerciante local comparte cómo descubrió un robo con inhibidores de señal en automóviles, destacando la creciente preocupación por esta modalidad delictiva.

En el bullicioso escenario de la delincuencia automovilística, una nueva táctica ha comenzado a inquietar a los propietarios de vehículos en la ciudad. El uso de inhibidores de señal

El incidente ocurrió el miércoles por la tarde, cuando una mujer visiblemente angustiada ingresó al local comercial reportando un robo en su camioneta. “Me puse a buscar en una cámara de seguridad que tiene mi local y pudimos visualizar a una persona que abre la camioneta y entra”, relata el dueño del establecimiento. La situación se tornó aún más alarmante cuando se descubrió que el vehículo había sido abierto mediante un inhibidor de señal, dejando al descubierto las vulnerabilidades de seguridad que enfrentan los propietarios de automóviles.

Los inhibidores de señal, dispositivos electrónicos que bloquean las señales de los cierres centralizados de los vehículos, están siendo utilizados por delincuentes para desactivar los sistemas de seguridad de los automóviles. Esto permite a los criminales acceder al interior de los vehículos sin forzar cerraduras ni puertas, facilitando así el robo de objetos de valor que se encuentren en su interior.

El comerciante también compartió otro incidente relacionado con el robo, revelando que un conocido había experimentado una situación similar cerca del mismo lugar. “Una locura, lo había visto en Buenos Aires pero no aquí, no pensé que iba a llegar”, expresó el comerciante, subrayando la sorpresa y la preocupación que genera este tipo de delitos en la comunidad local.

El comerciante detalló cómo descubrió los hechos: “El miércoles por la tarde, cuando llegué al local, una mujer visiblemente angustiada entró diciéndome que le habían entrado a la camioneta y le habían hecho un desastre. Me puse a revisar las cámaras de seguridad del local y pudimos visualizar a una persona abriendo la camioneta y entrando en ella. Al principio, se observa claramente que la propietaria se baja del vehículo y notamos que las luces no prenden cuando activa el cierre centralizado, lo que nos llevó a sospechar que alguien cercano la estaba bloqueando. Además, al analizar detenidamente el video, se nota que la mujer, presuntamente involucrada en el robo, llevaba auriculares puestos, lo que sugiere una posible comunicación constante con un cómplice que actuaba como campana. En cuestión de segundos, la delincuente ingresa al vehículo y huye rápidamente con una computadora bajo el brazo. Más tarde, un amigo me informó que por la mañana había dejado su camioneta cerca del local y le figuraba una compra de 130 mil pesos. Al regresar, se dio cuenta de que le faltaban las tarjetas de su billetera, que había dejado en el vehículo. Revisando las grabaciones, confirmamos que alrededor de las 11:20 de la mañana le habían robado a este amigo, y aproximadamente a las 12 del mediodía, a la mujer en su camioneta en la calle 25 de Mayo. Es una locura; había escuchado sobre esto en Buenos Aires, pero nunca pensé que llegaría a nuestra ciudad”.