Los incendios causaron la “mortandad casi total” de la flora y fauna de los humedales

El daño es gravísimo, se califica la situación de “ecocidio”. En el caso de algunos reptiles como yacarés y tortugas la mortandad es casi total; las especies autóctonas de flora sólo podrán sobrevivir si se hubiera salvado el banco de semillas bajo la tierra.

“Son miles de especies de animales que habitan los humedales, que brindan hábitat y alimento a un montón de especies. El 6% de la superficie del planeta se considera humedal y en la Argentina, el 21,5% de su territorio es considerado como tal”.

La región del delta del río Paraná abarca una superficie aproximada de 17.500 km2, es una zona de gran interés ecológico, donde predominan ecosistemas de humedal.

Las quemas en las islas es una problemática interjurisdiccional que involucra a tres provincias: Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. Dos ministerios nacionales (Seguridad y Ambiente), y afecta desde Reconquista (Santa Fe) hasta Campana (Buenos Aires).

La Justicia de Entre Ríos tiene jurisdicción sobre las islas. Una docena de causas penales se abrieron en la Justicia Federal de Paraná y 18 personas fueron imputadas por los incendios presuntamente intencionales, pero ninguna de ellas se encuentra detenida.

Los focos de incendios no han cesado y desde febrero a la fecha “unas 300 mil hectáreas de territorio en el Delta, fueron arrasadas por el fuego”

“El daño ambiental es incalculable, recorrer las islas es un cementerio de animales carbonizados. El suelo del humedal ha quedado reducido a cenizas y esto afectará incluso hasta la potabilidad del agua que consume Rosario”

EN ESTOS ULIMOS DIAS, LOS FOCOS SE HAN REAVIVADO TREMENDAMENTE, con un fuego que arrasó desde el miércoles por la tarde con ranchos, colmenas y varios animales, la vecina localidad de Ramallo compartió Tristísimas imágenes

Para el ambientalista, las quemas en las islas “tienen relación con los paquetes tecnológicos introducidos a mediados de los ´90, que incluían semillas transgénicas, agrotóxicos, y un modelo de producción basado en el monocultivo”. El objetivo “es desplazar la frontera ganadera, pampeanizar las islas y por eso se producen quemas, pero también, por algunos posibles negocios o especulaciones inmobiliarias”.

El titular de la cartera de Ambiente manifestó que “la Justicia tiene que determinar quiénes son los dueños, realizar imputaciones, indagatorias, procesamientos, detenciones en caso de tener todos los elementos para resolver de esa manera, y esto no sucede”.

Cabandié adelantó que “hay datos sorprendentes de quiénes son los que queman y esas personas son las dueñas de las tierras”.

“El 95% de los fuegos son con intencionalidad por distintos motivos: por especulación inmobiliaria, por uso y costumbre del sector agropecuario; y eso hace que la situación sea compleja porque no hay precipitaciones y porque hay mucho material combustible acumulado en distintas provincias”, añadió.

La situación de los incendios podría agravarse en los meses venideros, ya que según proyecciones hidrológicas del Instituto Nacional del Agua, el río Paraná seguirá en bajante por varios meses más “por lo menos hasta fínes del verano próximo”

Cómo ayudar a los veterinarios que socorren a los animales quemados