La Provincia decidió eliminar la repitencia en la escuela secundaria y hay polémica

El plan amplía la posibilidad de adeudar materiales, hasta un máximo de 16, y estará en vigor a partir de este año. Dicen que es para evitar la deserción. Críticas de la oposición.

Este jueves el gobierno porteño decidirá modificar la esquema de promoción de estudiantes en el sistema secundario, ampliando la posibilidad de adeudar materias para evitar la repetición. De ser aprobado por la Dirección General de Escuelas, comenzaría a aplicarse en el curso escolar 2023, a partir del 1 de marzo.

La reforma prevé cambios fundamentales en el mecanismo de evaluación para que un estudiante apruebe un año. La nueva norma contempla la posibilidad de pasar con muchos temas anteriores. La iniciativa ya ha provocado críticas de la oposición.

Estos temas están contenidos en agrupaciones (Ejemplo biología, física y química). Si es necesario, el estudiante puede pasar con dos de esos sujetos de la agrupación sin haberlos aprobado en el curso. En otras agrupaciones (historia, geografía) puede ocurrir lo mismo. En total hay 8 grupos.

En última instancia, la promoción terminaría con varios temas previos. Del año pasado o incluso del anterior. Aún con estas prerrogativas, también se contemplan áreas de refuerzo de aprendizaje para quienes directamente ni siquiera califiquen en el nuevo esquema.

El objetivo es mantener la inscripción porque los «repetidores» a menudo abandonan. El número promedio de estudiantes reprobados por año alcanza 140.000 estudiantes. Es un nivel muy alto, con una matrícula de 1,4 millones de adolescentes y jóvenes que estudian en las 4.000 escuelas de la Provincia.

Existe cierto consenso entre los expertos en que la repetición no resuelve los problemas educativos. Además de la provincia de Buenos Aires, hay otras ocho provincias que decidieron hacer reformas para que los estudiantes puedan aprobar el año a pesar de adeudar varias materias.

Detrás de los tecnicismos, la polémica encuentra derroteros de discusión entre académicos y exfuncionarios. El diputado Sergio Siciliano (Cambiemos), exviceministro de Educación provincial, explica que “la repetición es el síntoma de un problema mayor que tiene que ver con la enseñanza, los formatos, los contenidos, los sentidos y las competencias. Modifican brutalmente la forma de evaluar no resuelve el problema”.

Siciliano consideró que “Esta mirada a la escuela secundaria desvaloriza la exigencia y la enseñanza con argumentos de inclusión y contención. Permite pasar el año sin importar los aprendizajes ni los logros”.

La controversia radica en el equilibrio que debe tener el sistema entre flexibilizar los métodos de evaluación simultáneamente con la elevación de las exigencias y la esfuerzo por mantener la calidad educativa.

En sustancia, se mantendrán las calificaciones numéricas pero en convivencia con el Registro Institucional de Trayectorias Docentes (RITE), que finalmente determina si una materia es “aprobada” o no en cada bimestre.

El documento evaluado por el Consejo General de Educación, integrado por cuatro representantes del oficialismo, cuatro de la oposición y cuatro del sindicato, deberá decidir en las próximas horas si incorpora todas las novedades en este ciclo escolar.

Uno de los ítems del documento determina que los estudiantes podrán arrastrar agrupaciones -tomemos Matemáticas- pendientes de aprobación durante los primeros tres años de bachillerato. Si es necesario, solo en cuarto curso se debe intensificar Matemáticas de primero y segundo, y eso sí, recurrir a matemáticas de tercero.

Es decir, dentro de cada agrupación, es posible haber desaprobado hasta 2 materias. Teniendo en cuenta que hay ocho grupos, el alumno podría deber hasta 16 asignaturas. Buenos Aires avanzaría en sintonía con otros distritos.

Entre las provincias que flexibilizaron sus sistemas de evaluación se encuentra Santa Cruz, que estableció que todos los estudiantes de secundaria aprueban el año sin importar cuántas materias aprobaran. En claro: consiguieron ascender debiendo todas las asignaturas.

Santa Fe aplicó el mismo método para promocionar automáticamente todos los cursos de primer año. Para los alumnos de segundo a quinto año de las escuelas secundarias técnicas, se subieron seis la cantidad de materias previas permitidas para avanzar en el curso. Misiones ampliado al 50% de los sujetos. Tucumán: alumnos que pasen de año «con autorización del colegio» podrán tener hasta seis materias previas.

El gobierno de San Juan autorizó los dos temas tradicionales a cuatro, al igual que Catamarca.

En Buenos Aires las modificaciones no incluyen contenido. Únicamente cuestiones de organización y condiciones de regularidad, promoción y acreditación de la secundaria, según la DGE.

La Plata. Corresponsal
Fuente: Titulares.com