Jujuy rechaza la arremetida de Gerardo Morales contra el derecho a la protesta y los salarios docentes

El gremio docente resolvió tras la reunión de Junta Directiva convocar al paro nacional para la próxima semana. Será en respuesta a la represión de maestros y reclamos salariales en Jujuy, tras la reforma de la Carta Magna provincial.

La provincia de Jujuy es en los últimos días el escenario de movilizaciones contra el gobierno de Gerardo Morales, en un conflicto que intersecta reclamos salariales y el abierto rechazo a la reforma constitucional aprobada por el oficialismo y parte de la oposición que, según argumentan movimientos sociales y organizaciones originarias, atenta contra el derecho a la protesta. A pesar de la intensa represión por parte de fuerzas policiales, los cortes de ruta y manifestaciones permanecían al cierre de esta edición en múltiples localidades como la capital San Salvador, La Quiaca, Humahuaca, Libertador, Perico, Abra Pampa y Ledesma.

Los gremios ATE y CTERA anunciaron, hacia la noche del sábado, un paro nacional educativo el jueves 22 en repudio a la violencia institucional en Jujuy, que suma decenas de heridos y detenidos, entre ellos la legisladora del PTS y convencional Natalia Morales, además del periodista de La Izquierda Diario, Lucho Aguilar. La legisladora narró la brutalidad policial sufrida mediante un video grabado desde el interior de un camión celular en el que fue trasladada rumbo a la detención en el penal de Alto Comedero. “Me arrastraron por el asfalto media cuadra, acá hay mujeres heridas con balas de goma”, explicó. Hacia las 22, había sido liberada. Se sostiene la incógnita sobre el paradero de varias personas que fueron abordadas por la policía.
CTERA anuncio paro nacional docente

El sábado, la infantería provincial arremetió tres veces contra varios focos de protesta en el cruce de las rutas 9 y 52. Alrededor de las 6 de la mañana, tras una madrugada bajo cero en cercanías de Purmamarca, las balas de goma y los gases lacrimógenos intentaron dispersar los piquetes de educadores y representantes indígenas. Cerca de las 4 de la tarde, un nuevo empuje de los uniformados aún más violento cargó contra los manifestantes pero tampoco logró su cometido. Con la caída del sol, las detonaciones y nubes de humo se arremolinaron sin distinguir hombres, mujeres y menores de edad.

Desde el gobierno nacional, el jefe de Gabinete Agustín Rossi expresó la definición del gobierno nacional sobre el conflicto: “Repudio la brutal represión que ejerció la policía de Jujuy sobre quienes se manifestaban pacíficamente. Absolutamente inadmisible. Mi solidaridad y acompañamiento a las víctimas”, publicó en su cuenta de Twitter. El obispo jujeño, Daniel Hernández, instó a «un diálogo sincero para construir puentes y no dinamitarlos» entre el gobierno de Morales y los manifestantes.

En Twitter, el gremio docente, uno de los más importantes a nivel nacional, comunicó la resolución final tras la reunión que mantuvieron los secretarios y referentes de las distintas jurisdicciones. Dierona conocer los motivos de la medida, que se concretará el próximo jueves.

“Los motivos del paro son: ¡Basta de represión al pueblo jujeño! , aumento salarial a los docentes y rechazo a la Reforma Constitucional”, manifestaron. La situación de los docentes en Jujuy se complicó aún más, luego de varios días de protesta por la reforma constitucional que lleva adelante el gobierno de Gerardo Morales.

En apoyo a los manifestantes reprimidos, entre ellos maestros, dirigentes político y referentes de organizaciones sociales, CTERA ratificó la decisión de ir al paro nacional docente.

“Morales reformó la constitución de Jujuy que es antidemocrática y autoritaria”, expresaron desde ambos gremios en un comunicado y convocaron a “todo el pueblo de Jujuy” a movilizar contra la reforma,

En el comunicado, firmado por la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, y el secretario general adjunto de la CTA, Roberto Baradel, también advirtieron que la reforma “viola derechos humanos, sociales y sindicales”.

“Prohíbe la protesta social y habilita el despojo de tierras a las comunidades originarias. Jujuy es un laboratorio de lo que quiere hacer la derecha en Argentina si vuelve a gobernar. Qué cualquiera que levante su voz y ejerza su derecho a la protesta vaya preso”, remarcaron.

Además, destacaron que “la histórica pueblada en Jujuy ha demostrado el rechazo a esta reforma” ayer con una “multitudinaria marcha de antorchas”.