HUMO en Islas Los Lobos: “no podemos respirar, nos arde la nariz, la garganta y los ojos”

En los últimos días los focos de calor se multiplicaron por cuatro. Entre enero y agosto el fuego devastó más de 130 mil hectáreas

En los últimos días los focos de calor se multiplicaron por cuatro. Entre enero y agosto el fuego devastó más de 130 mil hectáreas

Brigadistas forestales nacionales y de diferentes jurisdicciones junto a personal de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe trabajaban este martes para combatir y controlar por tierra y aire nuevos incendios que se registraron en islas del delta del río Paraná.

Los puntos de calor fueron detectados en islas de la jurisdicción de la ciudad entrerriana de Victoria, frente a Villa Constitución; en las islas Lechiguanas, frente a San Pedro; y al este del puerto de la ciudad de Santa Fe.

Hoy, por quinto día consecutivo, el humo y las cenizas generadas afectan a gran parte de la población sampedrina, especialmente a la población isleña.

Dialogamos con Fabiana, una mujer radicada hace tres años en la zona de islas de Los Lobos quien nos contó la desesperante situación que están atravesando por causa del intenso humo negro.

“La estamos pasando mal, acá nadie viene ayudarnos, nos ahogamos con el humo. Hay quemazones por todos lados, das la vuelta en círculo y es terrible. De Dia la pasamos un poco mejor porque hay viento y el humo sube, pero a la noche no podemos respirar, me despierto a la madrugada, me arde la nariz”

“vivo con mi marido y mis dos nietos, hace 3 años vivimos acá. Los dos primeros años el fuego me paso a dos metro de casa, y nadie vino a asistirnos, nosotros con las familias vecinas los apagamos con baldes. Hace mucho tiempo que no se puede vivir aca”.

“La gente no mide las consecuencias, prende fuego y no les importa cómo nos afecta. Nosotros nos despertamos con la nariz negra , respirando mal, nos arde la garganta, los ojos”

“El otro dia estuvo desarrollo social y nos dejaron ibuprofeno, ni nos preguntaron si nos sentíamos bien, nada, es la costumbre de ellos, dejarnos la bolsita de mercadería y la tableta de ibuprofeno”

“Nosotros vivimos de la pesca, algunos también cobran planes que nos ayuda a sobrevivir, pero ahora entre el humo, los fuegos y la bajante, sinceramente la estamos pasando mal. Todo lo que ns puedan ayudar, asi sea con mercadería, que vengas médicos a vernos, lo necesitamos, no sabemos cuando va a terminar esto”.