FRANCIA: Fuego, saqueos y destrozos

Francia atraviesa la tercera jornada de protestas en todo el país, marcadas por la violencia, que sólo va en escalada.

Al menos 667 personas han sido detenidas en Francia durante la tercera noche consecutiva de protestas por la muerte a tiros de un joven de 17 años a manos de un agente en un control policial.

El ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, informó la cifra de detenciones a primer hora de la mañana de este viernes, al tiempo que agregó que los agentes de las fuerzas de seguridad se han “enfrentado con valentía a una violencia poco frecuente”.

Horas antes, el equipo del ministro había indicado que se habían producido 421 detenciones, de las cuales al menos 242 han tenido lugar en la región de París. Indicó que la mayoría de los detenidos tienen entre 14 y 18 años. “Estas detenciones récord reflejan las instrucciones de firmeza dadas por el ministro”, declaró una fuente cercana a Darmanin al periódico ‘Le Figaró’.

Darmanin “dio instrucciones sistemáticas de intervención a la Policía” y mostró su apoyo a las fuerzas de seguridad del país “que están haciendo un valiente trabajo”, expresó a través de su perfil en la red social Twitter.

Sin embargo, la ola de violencia no se limitó a los barrios sensibles de la región de París, sino que también alcanzó a la capital, donde hubo saqueos de comercios en el barrio de Les Halles, en el centro, y muchas otras ciudades.

Según el ministerio, 249 policías y gendarmes resultaron heridos, ninguno de ellos de gravedad.

El medio local Le Parisien informó que algunos de estos disturbios tuvieron lugar en la plaza Nelson Mandela, donde un grupo de manifestantes lanzó proyectiles contra la policía y varios vehículos fueron incendiados. Las fuerzas del orden respondieron con gases lacrimógenos y porras, a fin de dispersar a la multitud.

Miles de personas se concentraron este jueves en Nanterre para protestar por la muerte del joven Nahel, que recibió un disparo a quemarropa tras la intercepción de su vehículo, en una jornada en la que el Gobierno francés anunció el despliegue de 40.000 policías y gendarmes para contener la violencia en Francia.

La llamada ‘Marcha blanca’, convocada por la madre del joven, desfiló por las calles de Nanterre hasta terminar en los juzgados, donde poco antes el fiscal de la ciudad, Pascal Prache, determinó que el agente implicado en el caso debe permanecer en prisión provisional como sospechoso de un delito de homicidio. El funeral de Nahel tendrá lugar este sábado en esa misma localidad.

en todo el país se vienen registrando multitudinarias manifestaciones en las que se pide derogar las concesiones que las fuerzas de seguridad tienen debido a que, solo en 2022, 13 personas fueron asesinadas por negarse a controles de tráfico. Como respuesta, las autoridades anunciaron el inicio de un toque de queda en el suburbio de Clamart (Paris), por los violentos disturbios.

En un primer momento, fuentes policiales aseguraron que el vehículo conducido por el adolescente chocó contra dos agentes en motocicleta. Sin embargo, un video que circuló en redes sociales, y que fue verificado por la agencia AFP, demostró que en realidad el joven fue retenido a punta de pistola y se le disparó a quemarropa cuando este aceleró.