Escuelas implementan protocolo “provisorio” ante amenazas de bomba

La Escuela Normal y la Escuela Socorro han implementado un protocolo “provisorio” en respuesta a las recientes amenazas de bomba que han afectado a los edificios educativos. Ambas instituciones han enviado comunicados a las familias para informar sobre las medidas adoptadas.

En un comunicado dirigido a la comunidad educativa, las instituciones que operan en el edificio ubicado en Bottaro 995, que incluye la Unidad Académica N°118 (E.E.S. N°3 e I.S.F.T. N°118) y la Unidad Académica N°119 (JI N°914, E.P. N°46, E.E.S. N°4 e I.S.F.D.yT. N°119), han informado sobre la continuidad de sus actividades en medio de la situación de amenazas de explosivos.

Tras analizar diversas alternativas para garantizar la seguridad de los estudiantes y el personal, se ha decidido implementar nuevas acciones relacionadas con las políticas de seguridad frente a emergencias:

El personal de bomberos realizará una revisión del edificio antes del inicio de cada turno.
Ante una emergencia, se procederá a evacuar a los estudiantes hacia los patios internos de la institución, mientras el personal competente realiza la revisión. En esta situación, solo se informará a las familias sobre la situación detectada, sin solicitar el retiro de los estudiantes, ya que la brigada estará dispuesta para una intervención rápida.
Si el edificio es considerado habitable, se reanudarán las clases en todos los niveles.
Se solicita a la comunidad no acercarse al edificio en caso de que se implemente este protocolo para evitar obstaculizar las tareas del personal de bomberos. Las instituciones se comprometen a mantener informadas a las familias sobre el desarrollo de la situación y las acciones llevadas a cabo.

El comunicado concluye reiterando la disposición de las instituciones para cualquier consulta o necesidad adicional.