El Gobierno impulsa por ley un examen obligatorio al final de la secundaria

El Gobierno nacional impulsa que todos los estudiantes secundarios terminen su ciclo con un examen final obligatorio. La propuesta está contenida en el ambicioso proyecto de ley ómnibus que este miércoles enviaron al Congreso y que incluye unas cuantas reformas en el sistema educativo.

El proyecto especifica que al finalizar los estudios de educación secundaria “el Estado Nacional tomará un examen censal obligatorio que mida los aprendizajes adquiridos y las capacidades desarrolladas por los adolescentes que egresan”.

Otros países ya implementan pruebas de este tipo. Los más comentados son los casos de Brasil y Corea, porque allí el puntaje es tendido en cuenta para ingresar a los universidades. Aquí, la implementación sería distinta.

El ambicioso proyecto ómnibus -elaborado por el economista Federico Sturzenegger- tiene otras iniciativas relacionadas a la educación, como abrirles a todos los padres el acceso a los resultados de la prueba Aprender, la evaluación periódica de los docentes, o habilitar a las universidades nacionales a cobrarles a los estudiantes extranjeros, entre otros.

En su artículo 553, el proyecto enviado al Congreso especifica que “los estudios de grado en las instituciones de educación superior de gestión estatal para todo ciudadano argentino nativo o por opción y para todo extranjero que cuente con residencia permanente en el país, son gratuitos”.

Pero abre las puertas a que las universidades públicas empiecen a cobrarles a los miles de extranjeros que vienen a la Argentina sólo en busca de un título. Plantea que “las instituciones de educación superior de gestión estatal y las universidades nacionales en ejercicio de su autonomía, podrán establecer aranceles para los servicios de enseñanza de grado o de trayectos educativos para aquellos estudiantes que no reúnan los requisitos” enumerados anteriormente.

Clarin