Conmoción en barrio Villa Igoillo por envenenamiento de animales

Dos perros y gran cantidad de pájaros fueron envenados con una sustancia que les produce la muerte inmediata

Los vecinos del barrio Villa Igoillo se encuentran preocupados por el envenenamiento de dos perros con una sustancia que les produce la muerte inmediata y es altamente peligrosa en el contacto con las personas. Además a los canes que aparecieron muertos este viernes, se les suma una gran cantidad de pájaros que fueron apareciendo muertos de la misma forma “reventados” hasta el día de hoy lunes, inclusive, en la vía pública.

Crónica pudo dialogar con Carlos, un vecino que nos mostró su angustia y preocupación ante semejante hecho. Con palabras duras y emotivas nos contó la historia de Harry, el perrito del barrio a quién mimaron durante muchos años y que se había hecho amigo de Homero, el perrito vecino con quien jugaba y compartía sus andanzas por las calles, los dos murieron juntos.

“Nosotros en el barrio Villa Igoillo, calle Bernardo de Irigoyen entre Basabilbaso y Molina, vivía un perro de la calle que lo cuidábamos desde hace 7 u 8 años , todos los vecinos le dábamos de comer, estaba vacunado, en alguna ocasión corría alguna moto pero nada más, era muy buenito, todos lo queríamos. El viernes a la noche aprox a las 22y30 horas, saco la basura a la calle y el perro vino normal , lo acaricié, todo bien y cruzó enfrente donde se tiró a descansar, que la vecina le había preparado un colchón para que no pase frio y además convivía con otro perrito vecino, Homero”

“A las 8 de la mañana del otro día, me llaman a los gritos que HARRY, como así lo apodamos en el barrio, había muerto, “esta muerto Harry, esta reventado” me decían, fue una conmoción en la cuadra , los dos perritos estaban muertos”

“Llegamos a pensar entre todos que es un veneno potentísimo lo que le han tirado , no sabemos si esta en el agua o donde, sacamos muestras de los jarritos que tenían y también sacamos lo que encontramos tirado, es algo como una sal que se derrite”

“Llamamos a bromatología , me recomendaron que fuéramos a la perrera, nos atendieron muy bien, lo iban a llevar a un crematorio, fue muy triste para nosotros”.

Pero eso no fue todo, algo mas ocurría: “el domingo y hoy lunes nos sorprendió tristemente la gran cantidad de pajaritos muertos, caseritos, gorriones, mistos, benteveo, una gran cantidad, se ve que han ido a comer o a tomar el agua”.

Carlos advirtió que la situación “no es nueva”, nos contó que hace un tiempo paso con otros perritos a dos cuadras de distancia, “sospechamos que es una persona del barrio, nos preguntamos porque tanta crueldad porque no solo los animales mueren, los niños que juegan en la vereda también corren peligro, es un veneno muy potente que estaba desparramado en todos lados, tenemos muestra de todo”

Personal policial se acercó al barrio a dialogar con los vecinos y les dijeron que no era necesario radicar denuncia por ahora.