Concentración y Marcha: “Justicia por Naiara. Perpetua para sus asesinos”

ESTE lunes a las 18 horas, se llevará a cabo una concentración en la Plaza Constitución, seguida de una marcha por las calles de la ciudad, con el objetivo de exigir justicia por el trágico asesinato de la joven de 25 años, Naiara, y la petición de condena perpetua para los responsables del crimen.

Este sábado, tras una reveladora entrevista exclusiva concedida por Adolfo Suárez Erdaire, abogado defensor que representa a los acusados Francisco Leonardo Vlaeminck (homicidio agravado), Daiana Candela Franco (homicidio agravado) y Mario Franco (encubrimiento), se generó una gran controversia. Durante la entrevista, el abogado expresó su intención de solicitar la excarcelación de sus clientes, argumentando que aún faltan pruebas y grabaciones que sustenten la acusación de un crimen tan atroz. Suárez Erdaire busca establecer una defensa que reduzca la pena de sus representados, sugiriendo que las circunstancias podrían no ser tan claras como parecen. Aunque reconoce la brutalidad en el hallazgo del cuerpo de Naiara Durán, insiste en la importancia de evaluar la totalidad del panorama antes de emitir un veredicto definitivo. Sin embargo, sus palabras provocaron indignación en la familia de la víctima. Además, reveló que hubo una llamada a la policía el domingo, lo que lleva a considerar si el trágico destino de la víctima podría haberse evitado si hubiera habido una respuesta oportuna.

Las últimas pericias, realizadas el sábado por la mañana en la vivienda donde se presume tuvo lugar el asesinato de Naiara, ubicada en Primera Junta y Bottaro, revelaron detalles impactantes. Se encontraron rastros de sangre en una pileta y se investigaron los desagües, especialmente en un sector a la izquierda de la casa. Aunque los vehículos peritados no mostraron indicios de manchas de sangre por el momento.

El cuerpo de Naiara Durán fue descubierto el 18 de agosto envuelto en una lona de plástico y dentro de un tacho de 200 litros flotando en el Río Paraná. Presentaba signos evidentes de violencia extrema, múltiples puñaladas y señales de golpes contundentes. La joven estuvo desaparecida durante cinco días antes de que se realizara el macabro hallazgo.

La convocatoria a la concentración y marcha refleja la profunda conmoción que ha generado este trágico suceso en la comunidad, así como el firme llamado a la justicia y el repudio ante actos tan atroces.