Asesinato de Naiara: Se espera que el Padre y Hermana de Daiana Franco, Acusados de Asistencia en el Crimen, declaren en fiscalía

En un giro trascendental en la investigación del trágico asesinato de Naira Durán, las detenciones de Mario Franco y su hija Camila este martes marcan un progreso significativo en el caso, ya que se presume que podrían haber brindado ayuda vital para ocultar y transportar el cuerpo de la víctima hacia el río.

Mario Franco, de 73 años, será indagado como “partícipe secundario” del crimen o por “encubrimiento agravado”, y a su hija Camila, de 24 años, se la indagará también por esa última calificación, por lo que no se descarta que la joven recupere la libertad tras la audiencia, ya que es un delito excarcelable.

La fiscal a cargo, María del Valle Viviani, considera que estas dos personas podrían tener información crucial sobre los eventos que ocurrieron desde el momento del asesinato de Naira Durán hasta el desecho de su cuerpo en el río. Los detenidos, el padre de Daiana Franco y su hermana, están a la espera de ser indagados hoy y serán trasladados a la sede de la Fiscalía para declarar.

El esclarecimiento de los roles que cumplieron en la secuencia de eventos podría ser fundamental para comprender las horas posteriores al 13 de agosto, cuando Naira fue vista por última vez. La colaboración de los detenidos en el traslado y ocultamiento del cuerpo podría arrojar luz sobre los acontecimientos posteriores al fatídico domingo.

Según las fuentes, las aprehensiones se concretaron en la tarde de este martes en un domicilio de la calle Güemes al 180 de San Pedro, donde se secuestraron un Renault Sandero y un Renault 11, tres teléfonos celulares, una silla y una soga.

Se cree que los nuevos detenidos se mudaron de ese lugar el lunes posterior al domingo en el que se cometió el crimen y que testigos observaron mucho movimiento con el Renault 11. Por ello, no descartan que en esas maniobras se hayan descartado del cadáver, por lo que tomaron muestras de tierra de los neumáticos de los vehículos para su posterior análisis. Se sospecha que uno de estos vehículos fue utilizado para trasladar el cuerpo de Naira desde el lugar donde ocurrió el homicidio, en la intersección de Bottaro y Primera Junta, hasta una estructura ubicada en Juan Ismael Jiménez al 2000. Fue en este lugar cercano al riacho donde finalmente se encontró el tambor en el que habían escondido el cuerpo de la joven.

Los investigadores buscan aclarar detalles sobre cómo el cuerpo de la víctima fue trasladado y ocultado, así como la posible participación de estos dos individuos en el aberrante crimen

La comunidad de San Pedro continúa siguiendo de cerca cada desarrollo en este caso, esperando que la investigación arroje respuestas claras y justicia para Naira Durán. La detención de estas dos personas podría abrir nuevas líneas de investigación y aportar una comprensión más completa de los eventos que llevaron a la tragedia.