Arranca el juicio por los abusos en el Jardín Belén

El lunes en los Tribunales de San Nicolás comienza el proceso contra el sacerdote que tenía a cargo el jardín de infantes, el exportero y la expreceptora. Se los acusa de “abuso sexual agravado” cometido en 2017 contra niñas y niños de entre 3 y 5 años. El cura llegará libre desde la sede del Obispado de San Nicolás, donde vive al amparo del obispo Hugo Santiago. Para las familias de las víctimas, “con todas las pruebas que hay en la causa sólo cabe que los condenen. Nuestros hijos no mienten”

El próximo lunes 9 de mayo a las 8:30 comenzará la primera de cinco audiencias del juicio oral y público contra el cura Tulio Matiussi y el exportero y la expreceptora del Jardín Belén de San Pedro, Anselmo Ojeda y María Rubíes. A los tres se los acusa del delito de “abuso sexual agravado” en perjuicio de cinco niñas y niños de entre tres y cinco años.

El proceso estará a cargo del Tribunal Oral Criminal 2 de San Nicolás, integrado por la jueza María Elena Baquedano y el juez Alejandro López. Alrededor de 60 testigos desfilarán frente a los jueces durante las cinco audiencias a desarrollarse en los tribunales ubicados en la calle Guardias Nacionales 47 de esa ciudad del norte de la provincia de Buenos Aires.

Hace poco más de una semana la defensa del cura, encabezada por el doctor Gustavo Moreno, hizo un último intento por truncar el inicio del juicio. Primero presentó ante el TOC 2 un pedido de anulación del juicio y sobreseimiento de su cliente por considerar que toda la causa en realidad fue “armada” por Carla Vitale, madre de una de las víctimas, por una supuesta “animosidad contra el cura y una campaña de desprestigio” la institución católica.

El Tribunal rechazó el pedido. El abogado de Matiussi respondió recusando a los jueces y pidiendo que el proceso lo realice otro tribunal. Baquedano y López rechazaron la recusación. Y en un juego que parece planificado, Moreno terminó elevando sus plegarias a la Cámara de Apelaciones de San Nicolás, cuyo vicepresidente es nada menos que el juez Alberto Antonio Moreno, su padre. Pese a toda la movida, el TOC 2 avanzará desde el lunes con el juicio.

Para las familias querellantes esa jugada de último momento por parte de la defensa de Matiussi tiene varias lecturas. Una es que les resulta llamativo que el pedido de sobreseimiento sea sólo para el cura y no también para al exportero y la expreceptora, cuyas defensas no actuaron en común con el doctor Moreno. Otra, que la arremetida fue una reacción a la difusión masiva de un video en el que el obispo Santiago “se saca” y maltrata a dos madres y un padre de las víctimas de los abusos en el jardín de su diócesis. En un hecho sin precedentes, el juez de Paz de San Pedro, José Macchia, dictó una restricción perimetral para el obispo, prohibiéndole todo contacto con las familias de las víctimas.